LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Enero 2017.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Humberto Caspa
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 12 /1 / 2017. Humberto Caspa. Estados Unidos.

   

Obama junto a los presidentes más condecorados.

 

Barack Obama será recordado como uno de los grandes. Haber sido el primer afroamericano en adueñarse temporalmente de la Casa Blanca es histórico en sí mismo, pero el hecho de haber sacado al país de una recesión económica es un logro que lo posicionará entre los mejores presidentes de la historia.

En enero 2009 fue la primera envestidura de Obama como presidente de la República.  Su ascenso al poder fue en un momento en que la recesión se había convertido en un tornado económico que arrasó con todo en su camino.

Los primeros síntomas del problema económico los sentimos a través de los bienes raíces aproximadamente a un año del fin del gobierno de George W. Bush, cuando una gran porción de la población –que había comprado sus inmuebles en un periodo de aparente auge económico— empezó a incumplir con sus responsabilidades de pago.

Luego, el problema inmediatamente contagió a otros sectores.  Las empresas industriales empezaron a registrar pérdidas de capitales.  Para aliviar sus males recortaron insumos en los procesos productivos; y cuando ese tipo de medidas no eran suficientes, iniciaron con recortes en las plantas de trabajadores. 

Desde ahí, el contagio se generalizó a todo el país.

En su momento, el presidente Bush trató de contrarrestar la situación con políticas económicas que no aliviaron un ápice la herida.  Su paquete de estímulo de enero 2008 incluyó una devolución de impuestos a familias de clase media y baja, rebajas de impuestos a las empresas y mayor control sobre los bienes raíces.

Lamentablemente, la medida de Bush fue como una curita que cerraba una herida de gran magnitud.  No sirvió para nada.  Las familias que recibieron dinero (entre 300 y 600 dólares) no utilizaron para incentivar el mercado, sino para pagar sus adeudos crediticios y tarjetas de crédito.  Los únicos que se favorecieron fueron los banqueros corruptos, quienes habían generado el problema económico.

En eso llegó el presidente Obama en enero de 2009.  Inmediatamente cambió la tesitura de las políticas económicas.  Su equipo económico se dio cuenta que los problemas no eran los trabajadores, sino las políticas económicas liberalizadoras de sus antecesores, las cuales permitieron al sector financiero enriquecerse en desmedro del país en su conjunto.

Inicialmente, la Administración Obama lideró un paquete de estímulo económico que incluyó reducción de impuestos para los trabajadores, extensión de beneficios de desempleo, proyectos liderados desde el Estado y rescates económicos a la industria automotriz.

Fue una estrategia que nos sacó de la recesión económica.  Por eso y por su liderazgo político, Obama será posicionado junto a los grandes presidentes que ha dado la historia del país. hcletters@yahoo.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies