LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Mayo 2017.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Humberto Caspa
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 26 /5 / 2017. Humberto Caspa. Estados Unidos.

   

Incursión de capitales en América Latina.

 

Históricamente, un país que busca otros territorios de inversión lo hace en el entendido de que su economía está en un proceso de expansión.

Durante el primer cuarto del Siglo XX, Inglaterra tuvo la economía más dominante en la región latinoamericana.  

Luego Estados Unidos empezó a competir con el capital inglés después de la Primera Guerra Mundial hasta octubre de 1929, cuando la bolsa de valores de New York se precipitó, provocando la Gran Depresión.

Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) propició necesidades productivas en todos los sectores de los países desarrollados.  Las empresas transnacionales y el sector financiero estadounidense, con la ayuda de políticas gubernamentales, volvieron a movilizar grandes masas de dinero en suelo latinoamericano.

Estados Unidos finalmente desplazó al capital inglés y se convirtió en el eje económico de toda la región.

Con el neoliberalismo a partir de la década de 1980 y la subsecuente globalización de los mercados mundiales, Estados Unidos se asentó como el único país dominante en términos de inversión extranjera directa en la región latinoamericana.

Empero, con la crisis del neoliberalismo en la década de 1990, las transnacionales norteamericanas se abstuvieron o rebajaron su protagonismo de inversión. Entonces los transnacionales de españolas sintieron una oportunidad para competir con sus homólogos norteamericanos.

A España hay que analizarla antes y después de su membresía a la Unión Europea. 

Antes de su ingreso en 1986, era considerada como un país receptor de inversiones.  Sin embargo, después de tomar parte de la UE, especialmente después del boom económico a finales de la década de 1980 e inicios de 1990, cambia a un país inversionista

Inicialmente, los empresarios españoles invirtieron en terreno europeo. Sin embargo, debido a la competencia dura por parte de ingleses, alemanes y franceses, entre otros países, los españoles decidieron alejarse de Europa y viraron la vista hacia América Latina.

Los primeros países que experimentaron la nueva incursión española fueron Chile y Argentina durante el final del periodo presidencial de Augusto Pinochet y Carlos Menen, respectivamente.  

El total de la inversión extranjera directa de España entre 1986 y 1993 fue $2.506 millones de dólares.

Entre 1994 y 1999, los empresarios españoles invirtieron una cantidad de $3.769 millones de dólares en Colombia, mientras que en Argentina $21.055, en Brasil $16.444 y en Chile $8.884 millones; por un total de $58.524 millones en la región.

Hoy, la inversión extranjera directa de capitales españoles en América Latina no cesa y es segunda después de Estados Unidos. 

Las empresas españolas se han convertido en parte fundamental de la economía latinoamericana y no hay visos de que paren en el corto y mediano plazo. hcletters@yahoo.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies