LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Fernando Durán Ayanegui
Costa Rica

   
   
 

LatinPress. 31 /10 / 2017. Fernando Durán Ayanegui. Costa Rica.

   

Lo que nos espera.

 

En días recientes, Milos Zeman, presidente de la República Checa, concurrió a una rueda de prensa portando una AK-47 de utilería y, mostrándosela a los presentes, saludó: “Para los periodistas”.

Es de suponer que el político bohemio quiso hacer un chiste y, si no fuera porque alguna vez él mismo llamó “hienas” y “estiércol” a la gente de la prensa, habríamos pensado que solo intentaba caricaturizar a un conocido líder mundial que se especializa en decir enormidades; sin embargo, fue obsceno que ejecutara su amenazadora payasada pocos días después de que, en otro país europeo, Malta, fue asesinada con un coche bomba una periodista investigadora.

Lo menos que podríamos decir es que el mandatario checo tiene un detestable sentido del humor y peor sentido de la oportunidad.

Aquella misma semana, en Ucrania, miles de personas participaron en la más concurrida marcha nazi europea de los últimos tiempos.

Los manifestantes pedían que los ucranianos que colaboraron con los crímenes de la ocupación alemana en los inicios de la Segunda Guerra Mundial sean declarados “héroes nacionales”, y encabezaba el desfile un notable antisemita, destacado por haber hecho declaraciones incendiarias contra lo que él llama “la judería organizada”.

Casi “a tiro de almanaque”, en Roma, los fanáticos de la Lazio, el equipo de fútbol más castigado en Italia por los excesos racistas de sus “hinchas”, y cuyo capitán causó furor alguna vez haciendo en el terreno de juego el saludo fascista, fue puesto bajo investigación por la Federación Italiana de Fútbol porque los “civilizados” miembros de su “barra” pegaron, en las paredes exteriores de su estadio, carteles antisemitas en los que se insultaba de manera abominable e irrespetuosa a la recordada Anna Frank.

Aun cuando el último episodio fue destacado en algunos medios, quizás por relacionarse con un deporte tan popular, los otros dos fueron inexplicablemente asordinados por la prensa europea, lo que nos lleva a preguntarnos si los periodistas no estarán incurriendo en un temerario -o temeroso- descuido al no darles la importancia que ameritan como señales de algo ominoso que se pudiera estar avecinando.

Pero eso no ocurre solo en el primer mundo. En este lado del Atlántico no tuvo impacto mediático alguno el que la Iglesia Evangélica Renovando a Costa Rica distribuyera entre sus fieles un suelto en el que les recuerda a las personas “de tez humilde” que ellas no son agradables al Señor, en tanto que “los ángeles son blancos y de ojos azules”. 

Luego, esta Iglesia Evangelista cuya filiación internacional desconocemos, comunica su dirección en una barriada de la ciudad de San José y ofrece a los desdichados de tez humilde venderles el producto que salvará a sus almas de la maldición de sus cuerpos: los “jabones de Jesús”, o “jabones de Jehová”, cuya capacidad blanqueadora de la piel “combate la marca de Caín”.

Dicho sea de paso, en su suelto la Iglesia Evangélica de marras explica que esos jabones milagrosos están confeccionados con “finas sales de mercurio”, lo cual, dada mi herrumbrada experiencia científica, me inspira un horror capaz de blanquearme la piel y me obliga a preguntar qué piensan de esto los periodistas y las autoridades sanitarias de este país, maldito por estar habitado por tantas personas de tez humilde.

En suma, en ambos lados del Atlántico hay algo que se enrumba en la dirección equivocada.


Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies