LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Fernando Durán Ayanegui
Costa Rica

   
   
 

LatinPress. 12 / 1 / 2019. Fernando Durán Ayanegui. Costa Rica.

   

Polígono Internacional: Nos queda la magia

 

Según numerosos testimonios literarios, una ola de espiritismo anegó a Europa, y posiblemente a la totalidad del mundo occidental “culto, entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX.

Un investigador contemporáneo describe ese fenómeno como “una respuesta a la creciente imposibilidad de abarcar el mundo, a la mediatización y la rutina de las relaciones sociales, al predominio de una ciencias de la naturaleza y de la ingeniería que se especializaban y se volvían autónomas, y a la disolución de los valores sociales y religiosos”.

Curiosamente, si hoy examinamos los títulos más visibles en las librerías à la mode, terminamos creyendo que la situación no ha cambiado desde entonces, que en la cultura occidental persiste aquella misma avidez por las explicaciones mágicas, pero esta vez no solo aplicables a lo que acontece en el más allá, sino también a lo que nos espera en el más acá del futuro cercano.

Por añadidura, sospechamos que hay un deseo de que la ciencia nos dulcifique ese futuro sin exigirnos demasiado a cambio, lo cual constituye otra expectativa de milagro.

No es, pues, de extrañar que hoy se recurra, para distraernos de la dura realidad, al espiritismo y a la ciencia ficción.

El primero, como medio para “conocer” sobre los destinos individuales después de la muerte, y la segunda como medio para predecir las portentosas hazañas que esperamos de la especie humana antes de su extinción.

En suma, vienen en el mismo envoltorio los misteriosos golpes en la mesa que, según Adorno, anuncian “los saludos de la abuela fallecida junto a la profecía de algún viaje inminente”, y el fácil optimismo que promueven los medios de información al presentarnos los, a veces absurdos, artilugios técnicos supuestamente llamados a resolverle a la humanidad unos problemas de supervivencia que ella misma se ha creado.

Por nuestra parte, no estamos seguros de que la ciencia tenga el poder de rescatarnos de un eventual diluvio o de otra catástrofe similar, pero en materia de espiritismo tuvimos una sola y accidental experiencia.

Cierta noche, mucho antes de la invención del GPS, nos extraviamos en Escazú, un cantón de la provincia costarricense de San José, y creyendo haber llegado a la dirección que buscábamos invadimos atolondradamente una vivienda en la que tenía lugar una auténtica sesión espiritista.

La puerta estaba abierta, posiblemente para facilitar el acceso a los entes incorpóreos convocados por la médium, circunstancia que, nos tememos, provocó un malentendido a propósito de nuestra procedencia, aunque a pesar de la gentil forma de expulsión de que fuimos objeto no pudimos explicar que aún gozábamos de buena salud. 


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies