LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Fernando Durán Ayanegui
Costa Rica

   
   
 

LatinPress. 26 / 2 / 2019. Fernando Durán Ayanegui. Costa Rica.

   

Polígono Internacional: Dominación

 

En un pasillo comercial, observamos sin proponérnoslo un extraño movimiento en el bolso de cuero de una atildada señora.

Descubrimos la cabeza y luego el cuerpecito de un perro minúsculo. El animalito va embutido en un apretado suéter amarillo de lana que para él debe de ser el epítome de la incomodidad.

Enseguida recordamos los afiches que advierten sobre la prohibición de circular en aquel supermercado en compañía de mascotas, pero la tranquilidad de la señora nos hace creer que, por debajo de cierto tamaño, los empleados de seguridad no se preocupan por detectar la presencia de animales.

Además, como personas civilizadas que somos, siempre simpatizamos con quienes tratan con ternura a sus adorables mascotas.

Minutos después, al pasar frente a la sección en la que nunca nos detenemos los condenados por el médico a evitar en la mesa todo cuanto en vida caminaba, nadaba o volaba, vemos a la dama del perrito describiendo, por encima del cristal del refrigerador, el corte que desea llevarse consigo de un trozo de lomo que a los vegetarianos ortodoxos les parecería obsceno.

Sentimos la formación de una nube en nuestra memoria y nos decimos que de algún modo sabemos el nombre de esa señora.

En el camino de regreso nos desalienta nuestra incapacidad de recordar dónde la conocimos, aunque por alguna razón pensamos que se llama Elizabeth.

¿Por qué no Isabel, como corresponde en castellano? Sin embargo, ya ante nuestra biblioteca caemos en la cuenta: los dos encuentros con la señora del perrito habían removido en nuestra mente el nombre “Elizabeth Costello”, título y personaje de una novela de John M. Coetzee, nuestro escritor sudafricano favorito.

No olvidamos que, en setiembre del año 2003, encontrándonos en Nueva York, vimos la noticia de que se le acababa de adjudicar a Coetzee el Premio Nobel de Literatura.

Corrimos en busca de una librería para comprar esa novela, publicada pocas semanas antes.

En ella, la escritora australiana Elizabeth Costello imparte tres conmovedoras conferencias sobre la vida y la muerte de los animales que de alguna manera son avasallados por los seres humanos.

Por casualidad, hacía pocos días habíamos adquirido el más reciente libro de Coetzee, publicado a mediados del año pasado, en el que el Nobel hace retornar a Elizabeth en siete cuentos, de los cuales el primero se titula “El Perro” y el último se titula “El matadero de cristal”.

Se trata de unos extraordinarios relatos sobre los aspectos morales de nuestras relaciones con los animales, que van desde el amor-odio entre los seres humanos y sus mascotas, hasta la crueldad de la industria cárnica.

No alcanzamos a liberarnos de la imagen -no vista pero sí imaginada- de la señora del supermercado cortando los trocitos de lomo de un vacuno que llegó aterrorizado al matadero para servírselos en un bol de porcelana a su amado perrito.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies