LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Febrero 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Fabrizio Reyes de Luca
Ecuador.

   
   
 

LatinPress. 5 / 2 / 2018. Fabrizio Reyes de Luca. Ecuador.

   

¡Tu país primero!

 

En Ecuador, la polarización de intereses en el partido gobernante, no ha dejado espacio ni tiempo en la agenda de Alianza País, para los ciudadanos comunes.

Los temas que se discuten en ese movimiento político, cuando le toca al grupo afín al presidente discutir, es sobre si va a haber un espacio para el otro grupo, el de Rafael Correa, o si prefieren destruir el partido antes que compartir con los otros militantes, los afines al expresidente.


La guerra en este movimiento es tan grande, que cuando miran hacia afuera, es para atacar a cualquiera que los vaya a tratar de sacar, es una agenda de seguir en la maquinaria de poder, y como están arriba, se comen todo el pastel.

Así, los desastres y robos que ocurren en nuestro país, los paga el pueblo, empeñando su futuro, para que algunos ladrones de turno, tengan el tiempo y el espacio para apoyar al gobierno y vivir como jeques árabes.


Viendo a una oposición dividida, los empresarios esperan su oportunidad, y la indiferencia de todas las esferas del poder, terminan de romper el balance de la democracia.

El péndulo se ha quedado en el lado de los abusos y excesos, pero el peculiar péndulo de la democracia, tiene un resorte invisible, y cuando se queda pegado en un lado por mucho tiempo, se dispara al lado opuesto, y tenderá una emboscada, a todos los peces gordos de la corrupción.


A propósito, para el filósofo francés, Charles de Montesquieu, el principio de la democracia se prostituye no solo cuando se pierde el espíritu de igualdad, sino desde el momento en que ese principio se desorbita, esto es, cuando se llega al  extremismo, en otras palabras, cuando todo el mundo quiere hacer lo que le venga en gana.

Explica Montesquieu, que cuando desaparece la virtud de la República, el pueblo se aficiona a un libertinaje donde no hay respeto por nada ni por nadie.

 

Peor aún, expresa este erudito, que el pueblo cae en esta desgracia cuando aquellos a quienes se confían las responsabilidades de dirigir a una nación, para ocultar su propia corrupción, procuran corromper todo cuanto está a su alrededor.


La conclusión a la que llega Montesquieu, no puede ser más calamitosa, puesto que, para que el pueblo no vea su ambición, gente sin escrúpulos procura corromperlo todo hablando sin cesar de la grandeza de la nación; y para que no descubran su avaricia, fomentan la del pueblo sin cesar.

De esta manera, la corrupción irá en aumento, así entre los corruptores como entre los corrompidos.


En este camino, ante la ineptitud de los grupos dominantes, no queda más que hacer conciencia antes de que nos quedemos sin país.

Pon tu país primero, escuché por ahí, y me quedé optimista frente a nuestro futuro como nación.

Si no aprendemos a poner el país primero, ayudar a los más pequeños, tratar de edificar la igualdad, y la redistribución de la riqueza, los poderosos tendrán que huir del país, pues sean políticos o empresarios, serán perseguidos violentamente.

Todo esto no es invento mío, es la misma historia que se repite, debido a la ignorancia de no querer aprender de la historia, como dice el refrán: "El pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla".


Ecuatoriano, te exhorto a que pongas tu país primero, si eres un empresario próspero, ayuda a los demás. ¿Saben ustedes que conozco a muchos millonarios, y solo unos pocos, ayudan a los más necesitados? ¿No es esto desproporcionado e indolente de parte de ese grupo dominante?

En cuanto a los políticos: ¿qué tanto necesitan robar? ¿Qué haces quedándote solo, y sin poder viajar para que no te sometan a juicios y prisión? Piensen en su país primero, y nosotros los de abajo, no podemos pensar en estar detrás de ustedes y seguir sus malos ejemplos, no podemos hacernos ricos con perversiones.


En el futuro, pensemos en estabilidad y seguridad, tanto económica como social, pero para todos los ecuatorianos. Hoy empiezo a seguir esta ola: “Pon tu país primero”, no por mí, sino por todos.

 

Como corolario, quiero recordar una frase del poeta colombiano, Darío Jaramillo Agudelo: "Lo peor es que la sociedad entera se desquicia, cuando es posible ser rico de un día para otro".  Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies