LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Fabrizio Reyes de Luca
Ecuador

   
   
 

LatinPress. 3 /03/ 2016. Ecuador

   

Mejores docentes.

 

Uno de los grandes desafíos de los sistemas educativos latinoamericanos es el reclutamiento de los futuros profesores, como elemento esencial para que los sistemas educativos pasen de buenos a excelentes.

Para logarlo es necesario alinear un conjunto de factores que pueden resultar difíciles, lentos y complejos: verificar la estructura salarial, el prestigio de la profesión y la selectividad del ingreso a los programas de formación de los maestros.

Está claro que la calidad de un sistema educativo es directamente proporcional a la calidad de sus docentes, de ahí que, la selección de quienes aspiran a ingresar a la carrera en el magisterio debe pasar por un riguroso proceso de selección, donde se verifiquen ciertas aptitudes de los postulantes.

El británico Michael Barber, pedagogo y asesor principal de la empresa consultora “Educación de Pearson”, y Mona Mourshed, responsable de la división de educación global de “McKinsey&amp Company”, en un estudio titulado: “Cómo hicieron los sistemas educativos con mejor desempeño del mundo para alcanzar sus objetivos”, indican: “para que una persona pueda convertirse en un profesor eficiente deberá poseer cierto conjunto de características susceptibles de identificación antes de ejercer la docencia, tales como: un alto nivel general de lengua y aritmética, fuertes capacidades interpersonales y de comunicación, el deseo de aprender y motivación para enseñar; y todo ello, para luego ir superando varios procesos sistemáticos de selección”.

Si se observan los sistemas educativos latinoamericanos, la selectividad en el ingreso a la carrera docente recibe poca atención, trayendo como consecuencia que la cantidad de estudiantes que ingresan a las universidades a estudiar pedagogía es mucho más alta que en los países donde la selección es más rigurosa. En América Latina, los maestros en su mayoría exhiben bajos estándares académicos y un exceso en la cantidad de graduados, muchos de los cuales no consiguen empleo y tienen que dedicarse a otros oficios.

En cambio, en Singapur y Finlandia, considerados dentro de los países con altos estándares en la selección de los aspirantes a la formación docente, del 33% de los mejores estudiantes de secundaria que aspiran a ingresar a la carrera docente, solo el 20% cumplen con los requisitos.

Finlandia, por ejemplo, hizo su reforma educativa en 1970 y en cuatro décadas transformó el mercado laboral del magisterio, asumiendo la selectividad y el prestigio de la profesión como elementos cardinales de su sistema educativo.


En estos países, los salarios de los maestros duplican a los de ingenieros y abogados, sin contar con los bonos que reciben por desempeño, los cuales van desde un 10% hasta un 30% de sus ingresos anuales.

Los expertos del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, señalan que hay tres mecanismos para hacer más selectivo el reclutamiento de los profesores: subir los parámetros para el ingreso a la profesión, incrementar la calidad de los institutos de formación docente y elevar los parámetros de contratación de los nuevos profesores.

Los países latinoamericanos, han abordado estos aspectos a través de varias estrategias: cerrando los institutos de formación docente de baja calidad; estableciendo universidades que dependan directamente de los ministerios de educación; elevando los requerimientos de acreditación a las instituciones de educación superior que imparten la carrera; y otorgando becas y facilidades a los mejores estudiantes para que ingresen a la docencia.

La  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha establecido que en nuestra región, los programas de formación docentes son deficientes y la calidad de dichos programas son deficientes. La mayoría de los países de América Latina no establecen requisitos mínimos de enseñanza práctica, excepto Cuba, con muy buen desempeño, donde el 72% del programa de educación docente se dedica a las prácticas en las escuelas, equivalente a cinco mil seiscientas horas a lo largo de 5 años.

En consecuencia, es necesario elevar los estándares de contratación de los maestros. Las normas para garantizar una contratación eficaz conforme a los especialistas, se suscriben a: estándares nacionales para la enseñanza (lo que un profesor debe saber y poder hacer), evaluación de las competencias y habilidades de los profesores antes de la contratación y la certificación alternativa. La capacitación y el adiestramiento del capital humano de una nación representan su mayor riqueza.

Precisamente, vale destacar el caso de Singapur, que cuando se independizó en 1965, su población vivía de la pesca, y el analfabetismo superaba el 70%. Medio siglo después está considerado como un referente mundial en materia educativa y como modelo de desarrollo. Su educación es bilingüe, con el inglés como idioma oficial, el malayo su lengua materna y el chino que se enseña en los hogares. La educación es obligatoria hasta el sexto nivel de primaria.

El gobernante partido político “People’s Action Party” es el principal proveedor de la educación infantil, a través de su división comunitaria. Los niveles académicos son establecidos por el Ministerio de Educación. Las escuelas públicas y privadas tienen las mismas políticas de ingreso de estudiantes con recursos que proporciona el gobierno y la matrícula que pagan los educandos.

Un documento publicado por la Fundación colombiana “Compartir”, revela que Singapur ha establecido 6 ejes estratégicos para el manejo de los recursos docentes: Formación previa al servicio, selección, retención y promoción, evaluación para el mejoramiento continuo, formación en servicio y remuneración.

Sus educadores se capacitan y entrenan en el Instituto Nacional de Educación (INE), donde se establece el currículum único nacional basado en la investigación educativa, articulado con las escuelas de pedagogía, donde se modifica, actualiza y regula el contenido pedagógico. Los estudiantes se seleccionan utilizando varios criterios: la excelencia académica a partir de sus calificaciones del bachillerato, la Nota del Examen Nacional de Ingreso, el Examen para optar por la carrera docente, el compromiso con la enseñanza, sus valores, las habilidades comunicativas y el potencial de convertirse en un modelo a seguir para el alumnado. Todos los egresados tienen empleo garantizado. La evaluación se inicia con el año escolar, donde cada uno elabora su propia autoevaluación, estableciendo las metas de su docencia, la innovación pedagógica, el apoyo a la escuela y el entrenamiento profesional.

Según la compañía consultora estadounidense “McKinsey&amp company”, los profesores de Singapur están entre los mejores pagados con sueldos que superan a los de otros profesionales. Un maestro de secundaria con 10 años de experiencia y buena trayectoria puede ganar 60 mil euros por año, sumándole cursos gratuitos de formación y miles de euros en bonos. Esta bonificación por méritos oscila entre el 10% y el 30% del salario anual, a partir de los resultados de la evaluación.

Singapur pasó de procesos formativos precarios y de poco valor agregado a convertirse en líder mundial del conocimiento.

En conclusión, América Latina está lejos de cumplir con estos parámetros. Sin embargo, diversos modelos a nivel internacional indican que es posible insertar a los estudiantes más sobresalientes en la formación de mejores docentes. Si queremos superar la pobreza y la desigualdad, hay que invertir en la formación del talento humano, especialmente en los educadores. Solo hay que asumir el desafío, buscar los recursos y ponerse a trabajar.  Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies