LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Fabrizio Reyes de Luca
Ecuador

   
   
 

LatinPress. 16 /04 / 2016. Fabrizio Reyes de Luca. Ecuador.

   

El endeudamiento externo.

 

El sostenido crecimiento del endeudamiento externo mundial ha devenido en un tormento para el normal desempeño de las actividades productivas, comerciales y financieras a escala planetaria, pues, el mismo se revela como un fenómeno monetario-financiero que acentúa la desigualdad social entre los seres humanos.

La deuda pública de un país expresa la carga financiera acumulada por el Estado frente a entidades extranjeras, siendo la suma de la deuda pública externa, (contraída por el Estado y el Banco Central) y la deuda privada externa, contratada por los bancos, las empresas y las sociedades nacionales.

Así las cosas, ¿cuál es el país que debe más dinero al resto del mundo? Estados Unidos, en término de cantidad de dinero, es el campeón del endeudamiento externo  por el hecho de deber al resto del mundo aproximadamente unos 19 billones de dólares (en términos equivalentes al billón en español), según consta en el Reloj de la Deuda de EE.UU., consultado en la página web: www.usdebtclock.org/.

Conviene hacer una precisión. El billón en español se representa por un número 1 seguido de 12 ceros (1’’000.000’000.000): un millón de millones. En cambio el billón en inglés que se suele emplear en los Estados Unidos de América, se escribe con un número 1 seguido de 9 ceros: 1.000’000.000: mil millones de dólares. Entre uno y otro existe una diferencia de 999 mil 999 millones. Lo equivalente al billón español es el trillón inglés.

Pero, si bien es cierto que Estados Unidos es el país más endeudado del globo terráqueo, tomando en cuenta los valores absolutos, es decir, la suma total de dinero tomado en préstamos, conviene saber que la situación cambia cuando se analiza el endeudamiento externo tomando en cuenta su relación con el Producto Interno Bruto (PIB), pues de ese modo, se puede medir mejor la solvencia o capacidad de un país para hacer frente al pago de su deuda externa.

Más que el valor absoluto de la deuda, lo que interesa es conocer las posibilidades productivas y comerciales de un Estado para hacer frente al pago de sus acreencias. Y, claro, mientras más bajo es la relación deuda externa/PBI, mejor será la capacidad productiva del país para afrontar el pago de sus obligaciones financieras.

La Gran Recesión (2008-2009) que estremeció los cimientos de la economía mundial, incrementó de manera explosiva los volúmenes del endeudamiento público en países como Japón (245,5%); EE.UU. (105,1%); Grecia (171,2%); Italia (136,4%): Portugal (128,7%) y España (101,1%), todos estos porcentajes en relación con el PIB de cada uno de estos países.

América Latina también tiene sus números en materia de endeudamiento externo. Hay países como Brasil, que registran poco más de un 63 por ciento, en tanto que los países angloparlantes del Caribe, están en la franja de los 76 y los 130 por ciento en relación al PBI.

Ecuador se mueve con una buena relación deuda externa/PIB, que al mes de noviembre del año anterior, según los últimos datos del Banco Central, se situaba en 33%. Así, el Estado tiene compromisos al exterior por US$ 20.575 millones, lo que equivale al 20,8% del producto interno bruto, es decir, US$ 3.662 millones más que lo que debía al finalizar el 2014. En tanto que, la deuda externa de las compañías privadas subió 500 millones hasta ubicarse, en noviembre de 2015, en 6.944 millones. Además, la deuda pública interna del gobierno nacional alcanzó los 12.385 millones de dólares. El grueso de esta deuda son los bonos del Estado (11.612 millones). Sumando la deuda pública externa más la pública interna, el Estado acumula pasivos que representan el 33% del Producto Interno Bruto.


Si bien la deuda pública de Ecuador podría ser una de las más bajas de la región, no es menos cierto que en un período corto de tiempo, la  relación deuda/PIB se ha incrementado sensiblemente, lo que permite suponer que crecerá aún más en los próximos meses.

Recordemos que en nuestro país, el endeudamiento público no podrá superar el 40% del PIB, conforme a lo ordenado en el artículo 140 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, y si se requiere subir ese límite, será necesaria la aprobación de la Asamblea Nacional.

Pero un país debe cuidarse de apretar más allá de lo racional la palanca del endeudamiento externo para financiar el presupuesto estatal dejando de lado el incremento en el ahorro interno.

Porque cuando se presentan turbulencias financieras y limitaciones para hacer frente al pago del servicio de la deuda externa, entonces todos acuden presurosos ante los organismos multilaterales de crédito, para pedir un rescate, lo cual terminará afectando los bolsillos de los contribuyentes y comprometiendo el futuro de progreso y bienestar para las nuevas generaciones. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies