LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela· Psicólogía al día

   
   
 

LatinPress. 15 /12 / 2015. Venezuela.

   

Psicología al día: Triunfalismo y conciencia de fracaso.

 

Cuanto he tomado por victoria es sólo humo (Rafael Cadenas-Fracaso).

En el mundo de hoy, cuyas proposiciones y metas están orientadas al “éxito”, al triunfalismo, como actitud, escribir un ensayo de esta naturaleza pone al que escribe a contrapelo y en oposición a las demandas más inmediatas de lo colectivo, porque implica la reflexión del fruto de un movimiento psíquico, que nos presiona desde adentro a que lo conozcamos, a que lo hagamos consciente.

Eso es lo que aquí llamo triunfalismo y conciencia de fracaso. Como tema de discusión y de reflexión está fuera de las inquietudes de nuestro tiempo.
Cuanto concierne al fracaso está fuertemente reprimido, como si fuera lo último de lo que nos quisiéramos enterar.

También ocurre, y es lo peor, que gran parte de la sociedad actual se basa en apuntalar la unilateralidad triunfalista en que ha vivido, eliminando todo lo que se oponga al triunfalismo como meta personal y colectiva.

A no ser que se divida esta mecánica de triunfo y fracaso como el que divide una manzana y concibe ingenuamente que los triunfos son suyos y los fracasos del otro.

La respuesta a por qué el fracaso se niega tanto a ser reconocido, la remitimos a las complejidades de la naturaleza humana, objeto de los estudios de psicología con toda su infinita terminología. Visto desde la polarización que conlleva la conciencia colectiva, cuanto cae bajo el término fracaso está reprimido y descartado.

En la conciencia colectiva y sus demandas no cabe la posibilidad de fracaso. Cuando sucede una “caída” de la cual aprender y reflexionar, “rebotamos” rápidamente asidos a otra fantasía vaporosa, que irremediablemente nos lleva al encuentro de otro fracaso; pues lo que posiblemente nos prevendría de nuevos fracasos es hacer conciencia de ello.

La demanda de triunfo hecha complejo autónomo nos impele a la repetición. Entre las grandes nociones de la psicología del siglo está la teoría de los complejos, que nos dice que un complejo, un trozo de historia, que no se reflexiona, es decir, que no se hace consciente, se repite y aparece en nosotros con potencial destructivo: el retorno de lo reprimido.

Somos perseguidos por aquello que, siendo tan ajeno a nuestra naturaleza consciente, a ésta le es difícil aceptar o tolerar. Así pues, lo que hemos referido también pertenece al espíritu de nuestros tiempos, en los cuales hay más de una conciencia que sabe apreciar el fracaso como fuente de una nueva conciencia.

También vemos personalidades que están posesas, no por fuerzas inconscientes o irracionales de procedencia arquetipal, sino por opiniones que defienden a ultranza, para culpabilizar a cualquiera, a cualquier cosa, con tal de no aceptar la conciencia de fracaso.

Habiendo llegado a este punto, recomiendo comenzar a leer el poema de Rafael Cadenas, cuyo título es Fracaso, donde plasma la desmesura triunfalista que nos rodea. Y repara en los malestares de Narcisos heridos que no logran disimularse en las conquistas o los fracasos de nuestros deseos o nuestros odios. Y donde el infierno son los otros.  04145541014 delucabartolomeo@gmail.com. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies