LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela·

   
   
 

LatinPress. 4 /01 / 2016. Venezuela.

   

Psicología al día: Salud psicosocial en Venezuela.

 

Donde no hay paz, hay guerra. No existen matices o intermedios.

No me vengas con el cuento que, en Venezuela, “estamos más o menos bien”, porque donde no se respira paz se promueve violencia. Ésta se manifiesta de muchas formas: violencia física, verbal, psicológica, económica, política, ideológica.

Para nadie es un secreto que vivimos en una sociedad sobre-estimulada por la violencia que se manifiesta en todos los órdenes: violencia social, política, familiar, escolar.

A esto agrega toda la violencia de los MCM, y por si fuera poco la violencia implícita en los videos juegos de nuestros hijos.

El problema es que como se ha vuelto tan común, terminamos conformándonos a ella y la vemos como algo “normal”. Pero no es así. La vibración energética emanada por la violencia está afectándolo todo. En primer lugar, está afectando el sistema nervioso de las personas.

En Venezuela se ha levantado una generación que ha declarado al estrés como la enfermedad del siglo XXI, aceptando esta condición como algo “normal” que debe ser “gerenciado” en vez de ser combatido, erradicado y prevenido.

En segundo lugar, está afectando a la salud emocional y física de los que viven en Venezuela. El exceso de violencia en nuestra sociedad está llenando de plaga emocional y de basura emocional a grandes y pequeños: vivimos en una sociedad llena  de resentimiento, frustración, amargura, intolerancia, miedo, odio, celos, rabia, y pare de contar.

Nuestros niños no escapan a esta situación, vivimos en una sociedad con muchos niños deprimidos, con pensamientos suicidas, llenos de amargura.

Otra forma como se afecta emocionalmente nuestra sociedad es a través del sistema económico de consumo en un corto plazo.

Este es un círculo vicioso que nos hace tener, paradójicamente, más amor al dinero. Todo esto nos conduce a una degradación de la salud física en forma gradual y sistemática.

Para nadie es un secreto que el cuerpo humano  somatiza el estado emocional de la persona, produciendo todo tipo de enfermedades.

La plaga emocional y la basura emocional afectan, en primer lugar, al sistema gastrointestinal y luego como por efecto dominó se afectan casi todos los sistemas orgánicos del cuerpo, generando todo tipo de enfermedades. Éstas a su vez, aumentan la plaga emocional en el enfermo por razones obvias, creando un círculo vicioso interminable en donde la paz parece algo muy lejano y difícil de alcanzar.

¿Qué predomina en Venezuela? Estrés, depresión, resentimiento y violencia en todas sus formas. Más allá del cambio económico y político, es urgente sanar a la persona de raíz.

Ese es el propósito fundamental que debería tener la Psicología en nuestro país, convertirse en una guía práctica para sanar la sociedad. Los psicólogos deberíamos convertirnos en pacificadores, en mediadores de conflictos sociales, familiares, políticos.

Para esta magna obra debemos empezar por nosotros mismos. No podemos dar lo que no tenemos. Para ser pacificadores requerimos disfrutar de paz en nuestros corazones. No hay de otra. O somos parte de la solución o somos parte del problema. 04145541014.   delucabartolomeo@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies