LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Agosto 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela.

   
   
 

LatinPress. 19 / 8 / 2018. Alberto de Luca Bartolomeo. Venezuela.

   

Psicología al día: La convivencia

 

Tema importante a multinivel: familiar, comunitario, regional, internacional.

Es de subrayar la ansiedad que nos provoca la relación con los demás y la manera en la que  ésta puede coartar la autonomía de la persona.

Si bien la convivencia es fuente de enormes conflictos y preocupación, destaco igualmente el hecho de que resulta esencial para nuestro ser. Si bien somos seres fundamentalmente sociales, los otros con frecuencia nos irritan y estorban.

Las relaciones existentes entre los individuos son esencialmente conflictivas. El conflicto es la base de la vida misma: lucha y convivencia de los contrarios; tesis, antítesis, síntesis, matesis.

La ambivalencia que experimentamos hacia los otros tiene, por lo menos, tres causas principales.

El primer motivo por el que los demás despiertan en nosotros sentimientos negativos radica en el hecho de que representan obstáculos principales para nuestra libertad de obtener aquello del entorno que deseamos y necesitamos.

Otra de las razones que los otros inspiran sentimientos negativos, tiene que ver con  la manera en que nos reducen a la condición de objetos. Nos usan y manipulan, con frecuencia, de manera hiriente.

La tercera razón por la que los otros nos infunden sentimientos de antagonismo, es que privan al individuo de su sentido de dominio y de primacía.

Los otros no hacen necesariamente lo que deseamos, pues tienen sus propios planes, ni comparten del todo nuestras creencias ni nuestro sentido de lo que es importante. Y eso no nos gusta.

Aun cuando los otros nos generan profundos sentimientos de ansiedad y preocupación, precisamos de ellos. Como individuos, necesitamos la atención de los otros así como la interacción con ellos con el fin de desarrollarnos como personas únicas, con dignidad.

El mensaje de este escrito es que necesitamos de los otros, no sólo en el evidente sentido físico, sino también en el sentido psicológico, de formas más sutiles, más no por ello menos importantes.

Mientras que los demás nos generan ansiedad, también definen quiénes somos. Desde la infancia hasta la muerte, nuestras relaciones con los demás forman nuestra personalidad y ayudan a determinar el verdadero potencial que tenemos como individuos.

Aun cuando los demás puedan hacernos rabiar, aprovecharse de nosotros e incluso ponernos en peligro, son también esenciales para nuestro ser. Nos ayudan a vernos tal cual somos. Y ese es un esfuerzo, que aunque a veces atroz, de hecho aumenta nuestra libertad al hacernos más conscientes.

Como psicólogo me atrevería a señalar la presencia de los demás como un desafío ontológico, y también como una necesidad psicosocial. Y no nos hagamos ilusiones, ni nos llamemos a error.

La semilla que no ha sido colocada en el campo virgen, del alma de nuestra familia, nunca después germinará. Y las plantas que no han sido con esmero cuidadas, tampoco crecerán. Hay que formar una mentalidad muy positiva, amplia y generosa en nuestras familias. Lección que todos los mayores deberíamos aplicar en nosotros mismos. (0414) 5541014 delucabartolomeo@gmail.com. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies