LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Mayo 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela·

   
   
 

LatinPress. 27 / 5 / 2018. Alberto de Luca Bartolomeo. Venezuela.

   

Psicología al día: Crisis psicomoral y la recuperación de Venezuela

 

Al análisis de tendencia psicosocial no hay nada que haga pensar que Venezuela  vaya a corregir su rumbo político y económico.

Los resultados repetidos, en documentos de especialistas, quieren decir que perduran los mismos errores, las mismas fallas y vicios; que no sólo no se ha conseguido nada, sino que se han seguido los mismos caminos y que “la situación país” es más grave.

Ni en lo político ni en lo económico se han realizado cambios notables. El país que no decide, la inmensa mayoría, tiene conciencia de que tanto el sector privado como el sector político y de la administración pública, no han aprendido la lección.

Y en este momento es, nuevamente, la Psicología que levanta su voz para hablarnos de la renovación psicomoral y de la recuperación del país.

La recuperación del país es la palabra de la Psicología venezolana. Una voz serena, sensata y honesta que no se escucha. Una voz dirigida a un auditorio de sordos, clamando en el desierto.

Con angustia y dolor comprobamos que nuestros sinceros reclamos no han sido acogidos, ni se han aplicado los correctivos necesarios.

La dirigencia venezolana perdió una muy buena oportunidad para escuchar y analizar, en verdad, las “orientaciones en tiempos de crisis” que estaba necesitando.

Nuevamente se señalaba en dónde estaba la raíz de la crisis del país. Hemos de repetir, nuevamente, que la actual crisis económica, política y social tiene su origen en una aguda crisis psicomoral.

Es larga la lista de sus manifestaciones. Los substantivos para describir ese resquebrajamiento psicomoral son tristes y vergonzosos: la fuga, los desfalcos, el descarado contrabando, las drogas, el afán desmedido de lucro, estafas a la nación, la complicidad, la incompetencia, los crímenes, los delitos, la incapacidad de los dirigentes, el robo al pueblo, y una larga lista de etc.

Dos nombres propios señalan, hasta el momento, la cumbre de la corrupción. El resquebrajamiento psicomoral se manifiesta en la mala administración de justicia, y en la inoperancia del poder judicial para sancionar legalmente los crímenes contra las personas.

Exigimos a los tribunales “competentes” que no defrauden al país y que cumplan con su deber. Es la voz de la Psicología venezolana, voz autorizada que denuncia, reclama y exige justicia.

Venezuela toda lo espera en este caso, como en tantos otros. ¿Será en vano? A la par escuchamos el clamor popular contra las medidas económicas que están produciendo un mayor grado de pobreza y miseria mientras que el Estado y “los nuevos amos del Valle” se van haciendo más ricos y poderosos.

Los estudios sociales señalan que la pobreza crítica y la moderada han aumentado vergonzosamente. Las medias económicas, la “sabia” administración de los recursos, la “acertada” orientación de la macroeconomía y de la economía sin más, han tenido resultados “milagrosos”: están produciendo mayor grado de pobreza y miseria.

Debemos exigir, los ciudadanos del país, una veraz información de “la situación país”; que se respeten y promuevan los tradicionales valores morales y que se motive una conducta solidaria y constructiva. Y en lo político, también hay que recuperar la verdad.

Sólo rectificando su conducta, los políticos, pudieran recuperar la credibilidad. Y esto, a largo plazo. El país está engañado, y está cansado de ello. Reafirmación de los valores democráticos, la vuelta a la práctica de las grandes virtudes cardinales, la vivencia de la caridad y de la solidaridad, educación para la justicia.

En cada uno de estos caminos, una presencia, un testimonio, un mensaje, una tarea humanística: construir una sociedad del amor, una sociedad biofílica y no tanatofílica.

Seamos portadores de esperanza. Ayudemos a nuestros hermanos a levantar la cabeza, a vencer frustraciones, a erradicar resentimientos y odios paralizantes, a superar métodos violentos o revanchistas, a mirar con decisión hacia el futuro, a cultivar nuestros más genuinos valores de buen humor, sentido de fraternidad, a organizarnos y cooperar unos con otros para construir juntos un país más justo y solidario.

Es éste el exhorto que los venezolanos están esperando, en este momento, que le llevemos. Dios y Venezuela esperan que cumplamos con nuestro deber. Urge renovar, reformar y convertir el corazón del venezolano.

Caminar por la vía del desarrollo con todo nuestro corazón y con toda nuestra inteligencia. Para la Psicología, esta “misión” de verdad es irrenunciable. (0414) 5541014 delucabartolomeo@gmail.com. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies