LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela·

   
   
 

LatinPress. 20 /06 / 2016. Alberto de Luca Bartolomeo. Venezuela.

   

Psicología al día: A los padres en su día.

 

Realmente te mereces las recompensas de una vida analizada: la calma que te da la autonomía, la eliminación de patrones emocionales y de comportamientos destructivos, consolidar buenas relaciones, en especial con tus hijos.

También hay una razón igualmente importante para desarrollarte como persona, cuando superes tus frustraciones en lugar de esquivarlas: hacerlo es tu responsabilidad como padre.

Así como puedes haber aprendido algunas dinámicas “nocivas” de tus parientes adultos, o incluso de la comunidad en la cual creciste, lo cierto es que les trasmitirás a tus hijos el malestar emocional que te negaste a sentir y a enfrentar.

Enfrentar tu propio malestar emocional puede hacer que tus hijos sean inmunes no sólo a los patrones negativos emocionales o de comportamiento, sino también a enfermedades físicas y mentales.

Tus hijos aprenderán a enfrentar las vicisitudes de la vida tras observar la forma en que tú las hayas enfrentado; y eso se trasmite de generación en generación.

Tú eres una fuerza mucho más poderosa en la vida de tus hijos de lo que imaginas. En realidad, puedes hacer que ellos sean inmunes al malestar psicológico y a las perturbaciones mentales. ¿Cómo? Viendo la historia de tu vida tal cual es, apropiándote de tu propio malestar y frustraciones, y dándoles el regalo de crecer sin cargar con ellos.

Tu responsabilidad moral y ética, como padre, es hacer todo lo posible para explorar los primeros capítulos de la historia de tu vida y recorrer los pasajes, temas y páginas que te produzcan más ansiedad.

Sólo así podrás superar los incidentes y las pérdidas que inconscientemente sientes que tienen el poder de abrumarte: tú tienes la fortaleza necesaria para analizar detenidamente todo aquello que has vivido, y eso te fortalecerá. Enfrentar tu realidad es el regalo más grande que puedes darles a tus hijos.

Hay momentos que requieren un valor excepcional, en los que tienes que ver tu propia realidad, tu propia vida y enfrentarla; es algo que puede hacer milagros y cambiar vidas enteras: la tuya y la de tus hijos.
Pero si los dejas pasar, pierdes para siempre la oportunidad de proteger a tus hijos.

Probablemente sabes que hay ciertos comportamientos o rasgos de tu personalidad que no te gustaría ver en tus hijos. Y el proceso de análisis psicológico te permitirá saber cuáles son.

No obstante, algunas veces necesitamos la oportuna y sabia palabra de alguien que nos diga cuál es el impacto que tenemos en nuestros hijos.

Es la fuente del poder para cambiar tu vida y la de tus hijos. Esta tarea no es para los débiles de carácter.

Escuchar las críticas sinceras que se te hacen es algo que requiere mucho valor, pero que al mismo tiempo puede ofrecerte perspectivas invaluables sobre ti mismo, y sobre tus hijos.

Para ello necesitas un interlocutor confiable, un psicólogo, un psicoterapeuta, que es al mismo tiempo un “detective”, un “entrenador” personal y un “ductor”, que te ayudará a explorar tu malestar emocional y tus heridas pasadas, a recobrarte de ellas y a dejarlas atrás para alcanzar tus metas como padre. 

04145541014    delucabartolomeo@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies