LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Marzo 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela·

   
   
 

LatinPress. 11 / 3 / 2018. Alberto de Luca Bartolomeo. Venezuela.

   

Psicología al día: En el Día Internacional De La Mujer: La Diosa de Cada Mujer.

 

ARTEMISA-DIANA. La diosa de la caza. Personifica la braveza y la indomabilidad de la naturaleza.

Defiende sus metas e intereses con gran vehemencia y capacidad de convencimiento. Se trata de principios, de un ideal.

Segura de sí misma, siente un deseo impetuoso por la libertad y la independencia. El matrimonio no es un estado que persiga. Se encuentra en la vida profesional más satisfecha que en el rol de ama de casa y madre. PALAS ATENEA-MINERVA.

Es la diosa de la sabiduría y de las artes. Comprometida con la honestidad y la soltería. En nuestra época dirige grandes empresas con prudencia y con tacto hacia los seres humanos. Debe aprender a acordarse de Metis, su madre, y su propia maternidad.

Debe aprender a reconocer y resolver en la debilidad femenina la blandura y la capacidad de entrega. HERA-JUNO. Fue originalmente la Gran diosa, la Dueña. Se siente incompleta y como perdedora sin una relación.

Hará todo lo posible por casarse. Después de la boda renuncia a su profesión para ponerse al servicio del matrimonio y de la familia. Debe aprender a apreciar lo que ha dejado a un lado sin atender: su propia identidad. Debe aprender que puede llevar su propia vida y que, a pesar de ello, puede tener una relación de maduración tardía. DEMÉTER-CERES.

Es la diosa de los campos y de las cosechas abundantes. Lo más importante es su relación con sus hijos, donde giran todas sus preocupaciones y todo su amor. Es la supermamá, la sobreprotectora.

Debe aprender que tiene que ceder el paso a sus hijas y con ello tener también la oportunidad de madurar y crecer. PERSÉFONE-CORÉ. Hija de Deméter,  es la niña mimada y la sangre del corazón de su madre.

Carece de toda iniciativa propia y de autorresponsabilidad, se mantiene tercamente en el rol infantil de la hija, aunque sea ya mayor. Es una soñadora y vive en un mundo irreal, porque sus padres, en especial su madre, hacen todo por ella.

Descarga en otros los deberes y responsabilidades de su vida. Pero si acepta su responsabilidad, sus tareas, se convierte en una de las más sabias conocedoras de los secretos de la vida, de la muerte y del mar abisal del alma.

AFRODITA-VENUS. La más bella de todas las diosas del Olimpo. Es la diosa del amor. Está dotada de encanto, irradiación y atractivo.

Se siente obligada hacia el amor y poco, o nada en absoluto, hacia los seres humanos a los que dedica su atención. Un instante después puede quitarles el amor con la misma naturalidad con la que acaba de dárselo.

Es una diosa sensual y orientada al goce por el placer sensorial y corporal. Atraen, seducen y son seducibles, a pesar del número de corazones rotos que van dejando tras sí en el curso de su vida amorosa.

No es una mujer para tareas rutinarias. Debe aprender en el curso de su vida que detrás de todo sentimiento de enamoramiento hay también un ser humano.

Debe aprender a pasar de ser una compañera de juegos eróticos, hambrienta de sensaciones, para convertirse en una mujer que ama, en diosa del amor. HESTIA-VESTA. La más discreta y desconocida de las grandes diosas de la mitología, nunca implicada en guerras o disputas.

Jura permanecer eternamente virgen y hace el voto de castidad y conservar así su propia paz interior y su pureza.

Se convierte en la diosa del hogar. Patrona de la hospitalidad. Unifica a todos los seres humanos para formar una gran familia.

Su arquetipo va unido a la sabiduría de la vejez, como sucede  por ejemplo con la Madre Teresa.

HÉCATE. Una de las versiones griegas más antiguas de la diosa triple, porque su ámbito de dominio se extiende por el cielo, la tierra y los infiernos, aunque fue sobresaliendo como señora de los infiernos.

Como diosa de la Luna (oscura) es también la protectora de las  mujeres y de los niños en el momento del parto y auxiliadora en la muerte. Ella es la protectora en esta odisea del alma.

En la vida de una mujer, encontrarse con su HÉCATE significa renunciar a una visión del mundo hipócrita y falsamente armónica.

La mayoría de las mujeres viven mezclas de  arquetipos, aunque uno de ellos es el que cristaliza. En las diferentes etapas de la vida adquieren mayor relevancia distintos arquetipos, que pueden aparecer en un primer plano.

Cuando contrae matrimonio, automáticamente aparece HERA en escena. Si una mujer queda embarazada, se manifiestan los lados positivos y negativos de DEMÉTER o, quizás, la ARTEMISA interior se rebela contra este estado.

Si ha sido alcanzada por la flecha de Eros, el hijo de la diosa del amor, experimentará algo del resplandor de VENUS-AFRODITA. Descubre tu diosa, con su lado de luz y su lado oscuro. Experimenta y  aprende de la vida, de tu vida. (0414) 5541014 delucabartolomeo@gmail.com. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies