LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Febrero 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Alberto de Luca Bartolomeo
Venezuela·

   
   
 

LatinPress. 19 / 2 / 2018. Alberto de Luca Bartolomeo. Venezuela.

   

Psicología al día: Debilidades y fortalezas del alma

 

Sólo desde una visión integral, holística, es decir, de la totalidad, podemos abordar los conflictos, las enfermedades, los obstáculos, pues todos son, sin excepción, expresión de la no adaptación de la unidad psicofísica, que es el ser humano, ante unos estímulos determinados. Los cambios anímicos son la expresión de una crisis y la necesidad de cambios adaptativos que anuncian una nueva etapa.

El encuentro con la vulnerabilidad, el desgarro, el abismo, la aceptación y la entrega. Cada cambio de nuestra unidad psicofísica ha supuesto una bajada al pozo y un esfuerzo adaptativo. El encuentro con la vulnerabilidad es fuerte, muchas veces duro, pero el resultado es apasionante, no hay tregua. Aunque a veces nos veamos atrapados por la rutina y el sinsentido. Comienza un vaivén emocional que traduce el cambio interno.

En muchas ocasiones los primeros síntomas tienen que ver con la esfera afectiva: irritabilidad, preocupación, ansiedad, cosas que antes no llamaban nuestra atención ahora pueden crecer de forma desproporcionada, o miedos e inseguridades, tomar el protagonismo del escenario vital; cosas que antes no nos asustaban, ahora inexplicablemente sí. A veces sufrimos trastornos por anticipación, otras nos cuesta relativizar.

La sensibilidad puede estar exaltada o bien se puede presentar cierto grado de susceptibilidad y de inestabilidad emocional. A veces son el insomnio o la sensación de cansancio los síntomas que toman la primera plana, o la aparición de cefaleas o el incremento de las mismas si existían con anterioridad.

Los conflictos del alma nos arrojan en brazos de nosotros mismos y nos permiten cumplir la aventura de ser nosotros al fin, aceptando nuestros límites, aceptándonos en toda nuestra totalidad como seres únicos e irrepetibles, invitándonos a vivir el presente, es decir, plenamente conscientes: por eso la imagen de este momento es la de crisis y oportunidad. En este encuentro con nuestra vulnerabilidad, lo más común es que emerjan todas nuestras carencias y las lecciones pendientes, por ello debemos investigar las huellas trazadas, concluir tareas inacabadas.

Es un viaje singular, un viaje al centro de nosotros mismos: al punto de nuestra mayor desnudez. Para establecer una comunicación real es necesario que sea a “tumba abierta”, sin tapujos, una comunicación de riesgo, y debemos estar abiertos a ver nuestra fragilidad, nuestros temores más sombríos, esos que  a duras penas hemos escondido de la mirada que sabe, y aceptar y abrazar nuestras imperfecciones, nuestros fallos, nuestros errores.

Solamente desde la aceptación real, madura, adulta y el abrazo se producirá el cambio, se operará “el milagro”, pero siempre desde una mirada y una posición diferente. Despegarnos de nuestra imagen idealizada nos proporcionará una libertad inmensa y también podemos dejar atrás la competitividad.

Relativizar los fracasos también nos hará libres, pues cada uno de ellos representa solamente las ideas preconcebidas que teníamos acerca de cómo deberían haberse desarrollado las cosas, es decir, resultados inesperados y en muchas ocasiones bendiciones. Así aprendemos, pero no con la fatuidad de la trampa del pseudo intelectual que está dispuesto a aprender lo que ya sabe y entender lo que ya entendía, sino con el aprendizaje de la aceptación (Principio de Realidad). 

Realizar este trabajo con nosotros mismos es una revolución silenciosa, pero una revolución tremenda. ¿Qué conlleva? El cambio. El cambio de actitudes, el cambio de conductas, el cambio de roles, que va a repercutir en toda nuestra vida.

La decisión clave que nos lleva a esta aventura de búsqueda del centro es la de no ser dependientes, no morirse en vida sino todo lo contrario, buscar la plenitud de la vida. 
(0414) 5541014 delucabartolomeo@gmail.com. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies