LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 16 / 2 / 2019. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

Cambios urgentes


 

   

Con una Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, con aproximadamente 700 reformas a la misma, al interés y complacencia de los presidentes de la República; con 3 poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, con las deficiencias que cada uno de estos poderes arrastra, nuestro sistema judicial, se caracteriza por su alto grado de injusticias y corrupción.


Basados en las experiencias sufridas por los mexicanos, nuestro sistema judicial está plagado de: ineficiencia, insuficiencia, irregularidades y parcialidad, en la impartición de la justicia, que contrariamente a lo que se señala, debe ser gratuita, justa y expedita.


Hemos sabido los mexicanos que, en lo que a la aplicación de la justicia se refiere, lo que impera es la impunidad y, la distorsión de las leyes está regida por el dinero que compra voluntades, conciencias y sentencias.


Si bien es sabido que, por cada 100 mexicanos son 4 jueces en funciones, podríamos aceptar que, a eso se deben las largas tardanzas en cualquier trámite judicial, aun cuando esta área, la conforman, desde: policías; agentes del ministerio; jueces de control; jueces de ejecución; facilitadores; tribunal de alzada; personal penitenciario y asesores jurídicos, y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).


Son miles los ciudadanos que permanecen privados de su libertad, en espera durante años de una sentencia, y al tener la “fortuna” de llegarles el turno, tras pagos indebidos, chantajes, cobros de todo tipo, como suele ocurrir  en las salas en las que se supone se imparte justicia, así como en las cárceles, plagadas de insalubridad, inseguridad, con personal experto en pisotear la dignidad de los internos y cómplices de la corrupción que ahí impera, al declarárseles inocentes, no hay ni disculpa, menos aún retribución alguna.


En estos casos, la característica que los une a todos estos imputados, es que son pobres, que no cuentan con relaciones, más conocida como “palancas”, y que no tiene para pagar las tan conocidas “fianzas”, de ahí que, la justicia tiene un precio.


Quienes si pueden cubrir sin problema alguno estas “exigencias”, del sistema judicial”, son los políticos, que a la sombra del poder se han enriquecido de manera tal, que hablarles de miles de pesos resulta risible, pues son miles, pero de millones de pesos con los que dañan al erario público.


Estos delincuentes de cuello blanco, entre los que se encuentran, gobernadores, presidentes, secretarios de estado, presidentes de Partidos políticos, diputados, senadores, líderes sindicales, empresarios evasores del fisco, tras cometer con absoluta impunidad sus fraudes, desvíos o robos, al ser descubiertos y señalados de tales delitos, inmediatamente contratan a “eminentes abogados”.


Los “reconocidos” abogados,  -por su habilidad para “negociar” con las autoridades-, inmediatamente solicitan un amparo para su cliente, mismo que les es otorgado sin complicación alguna; tal cosa no ocurre con cualquier ciudadano común y corriente y pobre por añadidura; si su cliente es detenido, tras un corto periodo de tiempo, sus muy acreditados abogados, logran su liberación, mediante el pago de una fianza, que les cuesta algunos millones, pero quedan en libertad para gozar los miles de millones, literalmente robados a los mexicanos.


Estamos presenciando, los mexicanos, muchos cambios en este nuevo gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, algunos de ellos muy cuestionados; lo que no se ha mencionado, es la posibilidad de cambios en el sistema judicial, pues si hay un lugar donde priva la corrupción, es precisamente en este poder.


Como, de poder a poder, lo que se da es, joder, no avizoramos los mexicanos cambios realmente de fondo en ésta 4ta. Transformación. Al tiempo.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es
bnpb146@hotmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 7. Marzo 2011 – Enero 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies