LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 8. Marzo 2011 – Marzo 2019

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Argentina.
Panamá.
     
 
LatinPress®. 25 / 3 / 2019. LatinPress.es
   

América Latina, sin armas nucleares

 


 


Latinpress. 25 / 3 / 2019.
Mauro Vieira, Embajador Representante Permanente del Brasil  ante las Naciones Unidas, le envió una carta el pasado 25 de febrero al Secretario General de la ONU, en su calidad de coordinador en Nueva York de las cuestiones relacionadas con el Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL). 

Vieira informó que los Estados miembros del OPANAL aprobaron un comunicado, con ocasión del 52º aniversario de la aprobación del Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) y del año en que el Organismo cumple 50 años de funcionamiento.

El diplomático adjuntó un documento donde confirma que los 33 Estados Miembros del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL) han celebrado el 52º Aniversario de la adopción del Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe – Tratado de Tlatelolco. 

El anexo destacó que  durante más de cinco décadas, el Tratado de Tlatelolco, contando con la permanente labor del OPANAL, ha garantizado que América Latina y el Caribe, así como amplios espacios adyacentes a sus territorios, se mantengan libres de armas nucleares, sin perjuicio del ejercicio del derecho de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos.

Este Tratado es respetado por los seis Estados Parte en los Protocolos Adicionales al Tratado de Tlatelolco: Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China y Países Bajos.  

El Tratado de Tlatelolco creó la primera Zona Libre de Armas Nucleares en un área densamente poblada, existiendo como objetivo final el desarme nuclear y, el desarme general bajo un control internacional eficaz.

Vieira también reiteró que  las zonas militarmente desnuclearizadas están vinculadas al mantenimiento de la paz y la seguridad en las respectivas regiones y que la desnuclearización militar de vastas zonas geográficas, adoptada mediante decisión soberana tomada exclusivamente por Estados en ellas situados, ha ejercido influencia benéfica en otras regiones. 

Los Estados miembros del organismo aseguran que las Zonas Libres de Armas Nucleares además de promover la paz y la estabilidad a nivel regional e internacional, prohíben la posesión, la adquisición, el desarrollo, el ensayo, la fabricación, la producción, el almacenamiento, el emplazamiento y el uso de armas nucleares.

Se destacó también en el documento adjuntado que el OPANAL considera fundamental impulsar la cooperación con las Partes y Signatarios de los Tratados que establecieron Zonas Libres de Armas Nucleares en el Pacífico Sur, en el Sureste de Asia, en África y en Asia Central y también con Mongolia, cuyo status libre de armas nucleares es reconocido por las Naciones Unidas. 

No obstante han instado a los Estados poseedores de armas nucleares que emitieron declaraciones interpretativas a los Protocolos Adicionales I y II al Tratado de Tlatelolco contrarias a la letra y al espíritu del Tratado, a examinarlas en conjunto con el OPANAL, con el objetivo de revisar o suprimir las mismas a fin de brindar plenas e inequívocas garantías de seguridad a los Estados que integran la Zona Libre de Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe, así como a respetar el carácter militarmente desnuclearizado de la región. 

Reiterando que la adopción del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, prohíbe la posesión, el desarrollo, la producción, la adquisición, el ensayo, el almacenamiento, la transferencia, el uso o la amenaza del uso de armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares.  

Consideran – los Estados miembros - que el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, así como el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), una vez en vigor, vendrán a sumarse al Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) y al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) en el camino hacia la eliminación de esas armas de destrucción masiva. 

Para el OPANAL estos instrumentos no son simples declaraciones de intención ni pueden producir la desaparición automática de las armas nucleares; sin embargo, constituyen una base legal adecuada para el proceso de eliminación de las armas nucleares e impedir que vuelvan a existir. 

El anexo a la carta mostró preocupación por la situación internacional que se caracteriza por dar continuidad a programas de modernización de arsenales nucleares, por la posible creación de nuevos tipos de vectores de armas nucleares y por la creciente amenaza del uso de armas nucleares en un escenario de tensiones y conflictos armados y amenazas de terrorismo, añadiendo que esto sucede en un contexto en el que existen Estados con armas nucleares, muchas de ellas en estado de alerta.


 
 





 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Marzo 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies